miércoles, 7 de octubre de 2009

Fragmento Private eye

TELEFONO

- ¡¡¡RING!!!

P.I.

- Coño, si el teléfono suena, creía que lo habían cortado hace meses. Diga.

MUJER DESCONOCIDA

- Esquina de main con la 5ª…

TELEFONO

- …

P.I.

- ¿Eso es todo?, para una vez en meses que alguien se acuerda de que existo, ¿eso es todo lo que me tiene que decir, una dirección?

Normalmente no me molestaría en atender una llamada de este tipo, pero la voz de la mujer me hizo pensar en el cuerpo que podría tener. Hace mucho que no estoy con una mujer, al menos una que merezca la pena, no alguien que se venda por llenarle la copa de alcohol y las narices de coca. Con un poco de suerte la mujer me esta esperando con una buena proposición, con algo menos de suerte lo que tiene para mi es un trabajo, y en el peor de los casos… hay un buen bar en esa esquina.

Cojo el abrigo, el sombrero, el único cigarro que me queda en el paquete, a Lucy y me bajo a coger el coche cuando me doy cuenta de que el coche esta más seco que yo, así que me voy andando. Las calles no son muy seguras, pero el sitio no esta lejos y tengo una reputación por la manzana, de la cual no estoy muy orgulloso, fraguada en mis noches de bares gracias a Lucy, mi querida Lucy.

De camino me cruzo con un par de putas de segunda, dos niñatos que se creen lo más por ser parte de una banda y un camello que debe de ser nuevo porque me ofrece unas pastillas, tiene suerte de que me atraiga más la mujer que hay detrás de la voz, sea quien sea, que lo que disfrutaría presentándome. Vuelvo a pensar que esta es una mierda de ciudad.

Cuando llego me decepciono al descubrir que no es una mujer la que me espera, sino la mitad de la comisaría de policía, y por si fuera poco están acordonando el bar. Esta noche alguien me quiere sobrio.


Private Eye escrito por Rumbamolas.
Dibujos de Oscar Silvestre.

2 comentarios:

GENocideFJS dijo...

Ah, pues empieza muy bien la historia, muy propia del cine negro.

Daniel Pascual Sancho dijo...

Oscar, me parece buenísimo tío!
Sigue dibujando!!!